Posts Tagged 'Fabra'

Darle la vuelta entre todos

Dentro de un mes podemos darle la vuelta. La habremos dado si todos aquellos que albergan capacidad de indignación la muestran en las urnas. Una indignación positiva y fértil. Nada que ver con la negatividad ni el rencor. Nada que ver con la indignación que se pierde irremediablemente en el sumidero de la nada porque olvida juntarse con las indignaciones de los demás. Indignación con las injusticias y con las circunstancias que rodean la política provincial y autonómica. La indignación creativa es el motor de los cambios de época. La indignación como preámbulo de un tiempo nuevo.

Es la sociedad quien debe exclamar ¡basta ya! Basta de escándalos, incumplimientos y fracasos como provincia. Esta sociedad se merece mucho más porque puede mucho más. Cambio de guión y de valores. La fe en el trabajo, el esfuerzo, el talento, la cooperación, la igualdad de oportunidades, las miras de futuro, el imperio de la ley y el reconocimiento de los derechos deben sustituir la codicia, la especulación, las trampas, el colocódromo, el caciquismo y los becerros de oro.

Continua llegint ‘Darle la vuelta entre todos’

Anuncis

El cambio en la Diputación

Más de 120 millones de euros de presupuesto. Esta va a ser cantidad que administre la Diputación Provincial en 2011. Algo más de lo que supuso el primer Plan E para los municipios de Castellón (105 millones). La pregunta que puede formularse cualquier ciudadano es si la cantidad es suficiente o excesiva. Pues depende. De ahí que resulte interesante contrastar y contribuir a explicarle a los 135 municipios de esta provincia si se actúa con eficiencia y responsabilidad o no. Comparar las magnitudes con el fondo local que impulsó el gobierno socialista de España en 2009 puede ayudarnos. Todos los alcaldes, concejales y ciudadanos de esta provincia pueden dar cuenta de los proyectos y obras que se han ejecutado en un solo año por cuenta de las transferencias puntuales de la Administración central.

Comparemos con cualquiera de los 12 meses de los últimos años en todos y cada uno de los municipios y en ese lapso de 365 días. Veamos la sincronía y la foto de conjunto de la provincia transformándose a cuenta del Plan E y confrontemos con la cadencia de la Diputación en el mismo periodo y en todos y cada uno de los municipios. Esta es una fórmula adecuada de medir las cosas. Reparemos en la objetividad, el equilibrio territorial y la agilidad.

El Plan E ha sido un ejemplo de eficacia, solvencia y agilidad sin precedentes en la historia del municipalismo. Los recursos provenientes del Presupuesto General del Estado no hicieron escala técnica ni en la Generalitat ni en la Diputación. La consecuencia es que todos salimos ganando en dinero y tiempo. Tenemos que extraer grandes consecuencias de la experiencia registrada con estos planes especiales de estímulo. Hemos vivido dos pero solo me limitaré a establecer contrastes con la primera anualidad del 2009 porque toda la inversión está liquidada en esta provincia y podemos hablar objetivamente de lo que todos sabemos. Continua llegint ‘El cambio en la Diputación’

Soluciones ante un boicot doble

Los socialistas de Castellón hemos pedido un debate público para discutir sobre las carencias de Castellón. Las carencias y lo que es más importante para nosotros: las soluciones que le interesan a la ciudadanía de este territorio.

Aunque reivindicar las infraestructuras pendientes no agota nuestras necesidades, resulta sin duda un tema que condiciona nuestro futuro. Una provincia sin un sistema de movilidad viaria, ferroviaria, etc… a la altura de las circunstancias es una provincia desarmada para competir, generar y atraer el anhelado progreso colectivo. Las infraestructuras añaden valor al territorio, abriendo nuevas oportunidades para la sociedad y para la economía.

Esta certeza cobra si cabe mayor sentido por la globalización que marca estos tiempos. No obstante, pensamos que lo verdaderamente importante se ancla en otros ámbitos de la política y la intervención social. Cumplir la ley de la dependencia sin trampas ni cotinos. Evitar que las personas mueran desasistidas esperando una valoración que no llega nunca. Resolver de una manera legal y civilizada la crisis de las basuras que nos embarga.

Hoy el cambalache y la clandestinidad han tomado el mando en virtud de la pésima gestión del PP en la Generalitat y la Diputación. Estar al lado de las bandas de música y los teatros golpeados por una Generalitat que lo ha fundido todo en la Fórmula 1 de Valencia. Aportar soluciones a tantas familias que anhelan alternativas al ocio destructivo entre los adolescentes. Un ámbito que al PP de esta comunidad le importa bien poco, a pesar de tener competencias plenas.

Son muchos los debates y las alternativas que los socialistas queremos formular pero en materia de carreteras urge que el PP no se esconda y rehuya el debate. ¿Liberalizar la AP-7 como alternativa al boicot que el Ayuntamiento de Castellón ha practicado contra la variante de la N-340? ¿Por qué la empresa que construye la autovía entre la Pobla y Vilanova se evapora por impagos de la Generalitat? ¿Por qué han caído 11 carreteras de los presupuestos de la Generalitat este año para la provincia de Castellón?. ¿Por qué los Fabra, Moliner, etc… aceptan y callan?

Los socialistas estamos dispuestos a debatir sobre todas las responsabilidades, proyectos y obras del Gobierno central en esta provincia. Dispuestos a exigir de la mano de quien sea en defensa de Castellón. Lo primero es Castellón y las personas. Atrás quedan las cuestiones partidistas. Lo primero es la gente. La política comienza a sangrar cuando se cruzan intereses o urgencias diferentes. Cuando se pierde el norte de los sentimientos y las esperanzas de la gente.

Hemos pedido un debate –e insisto nuevamente en esta tribuna– con un doble propósito. En primer lugar, para desenmascarar con datos oficiales y documentos la marginación que practica la Generalitat respecto a Castellón. Asimismo, explicar con el BOE y del DOGV en la mano, el compromiso del Gobierno socialista.

Fundamentalmente en dos ámbitos. En el tren de alta velocidad se han licitado ya más de 277 millones de euros en distintos tramos del AVE entre Valencia y Castellón. Y en materia de carreteras, todo cuanto haga falta. El presidente de la Diputación y del PP en la provincia se acaba de oponer a la petición de rescate de la autopista. Postura que, sumada al boicot a la variante Castellón-Benicàssim-Orpesa, nos deja exactamente en la nada. Estamos, pues, ante un doble boicot. Una doble encerrona porque para algunos, parece que cuanto peor, mejor. ¿Y estos nos gobiernan desde hace 15 años? Ni trajeron una gota del Ebro, ni el AVE, ni carreteras, ni sus campos de golf, ni Mundo Ilusión, ni aplicaron la ley de la dependencia, ni cuarteles, ni guardias civiles, ni dotaciones policiales, ni cambiaron la ley de costas cuando tuvieron mayoría absoluta para hacerlo, ni casi nada de cuanto hoy exigen a los demás. Queremos debatir públicamente sobre todo y ante todos los medios de comunicación. De momento, esperamos día y hora para contrastar argumentos sobre las carreteras pendientes. Argumentos y datos.

Hablemos de carreteras sin trampas

Con el debido respeto, quiero desde aquí emplazar a los Srs. Moliner, los Fabra, Blasco, etc a mantener un debate público sobre las carreteras de Castellón. Cuando quieran y con todos los medios de comunicación delante. Un debate en vivo y en directo, con datos y argumentos. Como estamos viendo, en los últimos días el PP sale apelotonado dando palos contra el Gobierno y el Partido Socialista por cuenta del rescate de la AP-7. Un vial que ya sería público si Aznar no hubiese prorrogado su concesión hasta el 2019. El nuevo pretexto es que dicen que sabemos que el Gobierno va a liberalizar la autopista en el tramo Castellón-Oropesa y, no obstante, atención al pecado, pedimos que la Generalitat también aporte algo. Vayamos por partes clarificando las cosas.

El pasado 4 de marzo, este periódico publica ya en su portada que el Gobierno liberalizará la autopista a su paso por Castellón-Benicàssim-Oropesa.

No resulta complicado entender que, tras el boicot frontal en sede parlamentaria y judicial que el PP de Castellón mantiene contra la variante de la N-340, el Gobierno de España valore evitar confrontaciones y quiera mover ficha (estamos hablando del proyecto y del caso concreto Castellón-Benicàssim-Oropesa). Para el PP de Castellón quizá cuanto peor mejor, pero para los demás y para el conjunto de la ciudadanía, la vida es otra cosa. Tenemos más ejemplos tan recientes como clamorosos. El AVE. Lo exigen y, al mismo tiempo, no han parado de marear en su contra. El dato real lo dice todo: el Gobierno de Zapatero ha licitado ya 267 millones de alta velocidad entre Valencia y Castellón. Con la citada carretera pasa lo mismo, mil excusas cronificando la parálisis. La buena noticia es que el Gobierno quiere resolver nuestros problemas y no está dispuesto a descolgarnos como hicieron otros de su mapa de inversiones. ¿Qué problemas?: Siniestralidad viaria y colapso intolerable durante todos los días de cada verano entre Benicàssim y Castellón.

¿Qué los socialistas sabemos que esta recuperación de la autopista la pagará el Gobierno y, a pesar de eso, le exigimos a la Generalitat que pague una parte? ¿Qué lo han descubierto en el supuesto pillaje de un papel interno de partido? ¡Menudo argumento! Lo dijimos el viernes 5 en rueda de prensa: Si este Gobierno de España dice que va a estudiar con rigor el rescate de este tramo, todos podemos deducir que va en serio. No podemos saber más. Tal vez, suficiente. Es nuestra hipótesis de trabajo y lo publicado en este periódico. Sepan todos que el nuevo gabinete de Fomento tiene un estilo que algunos deberían comenzar a entender: dialoga, estudia y cumple. Lo hemos visto con la A-68 por Vinaròs. Nosotros confiamos en este anuncio y presumimos que alcanzará sus últimas consecuencias, pero por decencia y corresponsabilidad querríamos que el Consell se mojara.

Otra cosa. Cuando tocaba alegar legalmente sobre el trazado de la variante, la corporación de Castellón de los Fabra, Moliner, etc, callaron otorgando. Paralelamente, Benicàssim cultivó un enorme consenso social e institucional en torno a una estrategia mucho más integral. A saber: en primer lugar pedíamos, precisamente, liberalizar la AP7. Si esta opción no era atendida, optábamos por el trazado más eficiente salvaguardando dos puntos fundamentales para nosotros: Les Agulles y las urbanizaciones. En tercer lugar, solicitábamos un plan que fomentara el transporte público. Esta es nuestra hoja de ruta desde la sesión plenaria de 22 de diciembre del 2003.

Lo nuevo, a la luz de todo lo escuchado y vivido en los últimos 20 años sobre el rescate de la autopista, es que el Gobierno actual de España planea y explora esa opción para hacer frente al boicot y a la nada que hemos registrado siempre en esta encrucijada maldita que son las carreteras que unen Benicàssim y Castellón. Digo más, ciertamente, contra todo pronóstico. Confiamos en que será realidad. El tiempo apremia, los accidentes y el caos se acumulan. Tres ideas para concluir. 1: Si alguien resuelve algo e invierte en Castellón, ese va a ser el gobierno socialista de Zapatero. Por eso hay debate. 2: claro que vamos a darles la paliza dialéctica al PP de la Generalitat y de la Diputación para que inviertan y cofinancien. También para que recuperen las 11 carreteras que han fulminado de los presupuestos de la Generalitat para la provincia de Castellón. Se gastaron más un fin de semana en Valencia acondicionando el circuito de la F-1, que todas las consellerias todo el año en toda la provincia. 3: ¿Le van a pedir los Fabra, Moliner y compañía al Sr. Camps que invierta lo que nos debe en Castellón? ¿Le recordarán que lleva 2 años sin licitar ninguna carretera en esta provincia? Espero día y hora para debatirlo. Sin trampas.

Lo primero, la provincia de Castellón

Lo intentamos y lo seguiremos intentando. En el último pleno de la Diputación Provincial, los socialistas de Castellón propusimos un paquete de medidas para afrontar la crisis. Lo hicimos desde una convicción sincera sobre el papel de la política y la responsabilidad de las instituciones democráticas cuando la excepción del momento lo reclama. Esta provincia tiene dos grandes retos por delante. El corto y el medio-largo plazo. En lo inmediato, el desafío mayúsculo que tenemos pasa por detener la destrucción de empleo, generar puestos de trabajo y mantener vivas la mayoría de empresas y negocios existentes.

Ampliando el horizonte, se abre la encrucijada de cambiar el modelo productivo para garantizar que nuestra economía deja de ser tan frágil e inestable. En dos años esta provincia ha pasado de presumir del pleno empleo a volatilizar más de 60.000 puestos de trabajo. Estamos ante una realidad social extremadamente dura de asimilar. Curiosamente, los padres de ese modelo que lo confió todo a la burbuja inmobiliaria y a la especulación siguen sin rendir cuentas ni pedir excusas a nadie.

Nuestra economía presenta desde hace años carencias importantes en sus indicadores de productividad. Llevamos demasiado tiempo sin una política de industrialización que incorpore a través de la innovación, el conocimiento y la tecnología, valor añadido a la producción. No importaba la cualificación profesional ni la inversión en capital humano porque el modelo, en su espejismo, parecía computar crecimiento sin necesidad de todo ello. Castellón vivía una ensoñación con la inestimable contribución de las entidades financieras que alimentaban sin reproches la sensación de euforia ilimitada. Pero el modelo, como todo, tiene contornos y límites. Los propios de la codicia y la sobredosis. En consecuencia, la primera lección que debemos extraer es que la sociedad y sus instituciones democráticas no pueden encadenar nunca más su destino al devenir de un mercado descabezado y sin reglas.

En ese sentido y en la senda del medio-largo plazo, necesitamos acordar entre todos las bases de un modelo sostenible. Social, económica y medioambientalmente. En este sentido, los socialistas llevamos más de dos años presentando iniciativas a la Diputación para que reaccione. Hemos presentado innumerables propuestas para que esta institución representativa de los intereses de nuestros municipios coordine esfuerzos y fomente los acuerdos necesarios para repensar nuestro futuro como provincia.

Pero, mientras tanto, no podemos olvidar el desgarro social que representa el corto plazo. No se puede desertar del presente cuando el presente muestra el rostro de 64.000 parados. De ahí que resulte moralmente inaplazable un acuerdo para estimular la economía tirando de la obra pública que, como el plan E del Gobierno de España, ha creado cerca de 5.000 puestos de trabajo en el 2009. Pero hace falta sumar el esfuerzo de todos. Alinear a todas las administraciones en la misma dirección inequívoca de crear empleo acelerando la obra pública pendiente en esta provincia. Nuestra propuesta pretendía que, conscientes de la realidad que atraviesa la provincia, apartemos las diferencias partidistas para reivindicar juntos ante todas las administraciones a favor de Castellón. Así de sencillo. Estamos convencidos que las circunstancias que atraviesa esta provincia recomiendan medidas diferentes, soluciones creativas y, la más inusual, la que nadie espera pero puede ser útil y productiva para la ciudadanía, es que nos unamos en defensa de Castellón. Ese es el valor añadido que podemos aportar. Sabemos que una estrategia potente para reclamar conjuntamente todas las obras y proyectos pendientes surtiría efectos mucho más positivos que continuar mostrando desencuentros y victimismos forzados.

Esta es nuestra propuesta política en este tiempo que requiere altura de miras. Es el momento de sacrificar el interés partidista en pro de la ciudadanía. Los partidos tenemos y mantendremos muchas diferencias. Especialmente en esta provincia. Pero, en materia de empleo y en la provincia que lidera la destrucción del trabajo en España, queremos estar junto a la sociedad por encima de todo.

Colomer augura una etapa d’èxits per al PSPV-PSOE que permetran a la província de Castelló superar el “fabrisme”

09/01/2009

El secretari general provincial socialista considera una qüestió de “salut democràtica” acabar amb “les pràctiques caciquils” que practica el PP en les institucions en les quals governa sota la direcció de Fabra

 

13El secretari general provincial socialista, Francesc Colomer, va destacar ahir la força de la nova executiva provincial, “en la qual es combina, experiència, joventut i entusiasme per fer les coses bé, que garantirà al partit una etapa d’èxits”. Colomer va realitzar aquestes declaracions després del sopar que va tenir lloc en un restaurant de Morella, a la qual van assistir, entre uns altres, el vice-secretari general del PSOE, José Blanco, i el secretari general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, convidats per l’alcalde de la ciutat i portaveu adjunt del grup parlamentari socialista, Ximo Puig. Un sopar al qual van assistir components de l’executiva provincial així com militants de l’agrupació morellana.

Continua llegint ‘Colomer augura una etapa d’èxits per al PSPV-PSOE que permetran a la província de Castelló superar el “fabrisme”’

Colomer qualifica de “injustificable i inexplicable el retard del cas Fabra”

03/01/2009

 

El Secretari General Provincial del PSPV-PSOE afirma que “costa pensar que no existeix una mà negra darrere d’aquesta demora reiterada”

 

fabraEl secretari general provincial del PSPV-PSOE, Francesc Colomer, ha qualificat de “injustificable i inexplicable” el reiterat retard del Cas Fabra, el que posa de manifest “fins a quin punt estan preocupats en el PP per la seva resolució”. Per al líder socialista, “cada vegada queda més en evidència l’interès del PP per demorar el cas, ja que, per activa o per passiva, estan aconseguint que una vegada i una altra es retardi el cas”.

Continua llegint ‘Colomer qualifica de “injustificable i inexplicable el retard del cas Fabra”’