Depende de los jóvenes

Una sociedad que prescinde de sus jóvenes renuncia a su futuro. Tira la toalla. Ignorar al sector más dinámico y creativo constituye la peor inversión posible. Tenemos una de las generaciones más preparadas de la historia y lo lógico sería que esto significara un activo que redundara en beneficio de toda la sociedad. Pero lo cierto es que hemos diseñado un mundo que presenta aristas y dificultades para la inmensa mayoría de los jóvenes y sus anhelos de emancipación personal y desarrollo profesional.

La sociedad necesita una alianza entre generaciones para mantener niveles razonables de convivencia y prosperidad. No sobra nadie. Resulta imprescindible identificar las ventajas que le aportan al proyecto de sociedad cada uno de sus segmentos sociales. Pero en esta operación de suma no excluyente resulta bastante evidente que lo nuevo y lo joven no está de moda. En muchas ocasiones está bajo sospecha, en cuarentena. Esta es la tendencia que tenemos que invertir. Lo haremos reinventando muchas de las bases que hoy sustentan nuestro modelo político, económico y social.

El mundo global exige innovación y cambio permanente. Se supone que este espíritu debiera facilitar las cosas para muchos jóvenes que reclaman su oportunidad en numerosos ámbitos: profesionales, artísticos, económicos, empresariales, políticos, sociales, etc.

El 22 de mayo podemos comenzar a cambiar las cosas en esta provincia. Oxigenarla de tal forma que podamos redireccionar las políticas que se practican en favor de otras prioridades. Podemos escribir otro guión. Un nuevo relato que solo tendrá credibilidad si los propios jóvenes asumen su protagonismo. No ha habido cambio social que se digne sin el concurso específico de los jóvenes abriendo brecha sobre lo caduco. Solo si los propios jóvenes desencadenan una voluntad colectiva y compartida de cambio, lograremos que las cosas cambien de verdad. El poder político en esta provincia es un lastre para la igualdad de oportunidades y para todo aquello que tenga que ver con la innovación y el diseño de una sociedad inclusiva donde quepan todos y no se estigmatice a nadie. Donde lo joven esté de moda por méritos propios. La que nos ha tocado vivir no es solo una crisis económica y financiera. Es una crisis de valores y de principios rectores de la sociedad que queremos. Cuando se apodera del ambiente colectivo la sensación viscosa de la resignación estamos perdidos. Cuando un presidente de la Diputación alardea de no saber “ni a cuántos he colocado en tantos años”, es que las cosas no van bien. Algo está fallando de manera estrepitosa.

No necesitamos un colocódromo caciquil como horizonte de prosperidad para unos pocos. Necesitamos pelear por nuestros derechos mande quien mande. Superar la cultura del favor y del vasallaje por el imperio de los derechos constitucionales.

El cambio pasa por reconstruir el modelo de la igualdad de oportunidades. Un sistema de formación que cualifique a las personas y les conceda el arma más poderosa para avanzar en la vida: el conocimiento. Invertir en las personas es la principal característica de la nueva economía para un futuro más prometedor. Invertir en los proyectos de las personas. El cambio que pretendemos pasa por reorientar los recursos para financiar las buenas ideas de los jóvenes emprendedores que tenemos y tendríamos si cambiamos y ponemos de moda lo nuevo, la innovación y la creatividad. Son las piezas clave del éxito en las sociedades más avanzadas del mundo.

¿Saben cuántos proyectos de empresa o negocios se hubiesen activado con los 14 millones de euros que supuestamente costó la retransmisión de la visita del Papa a Valencia a través de la trama mafiosa que negociaba con nuestra Generalitat? Solo es un ejemplo para ilustrar que otro camino es posible si nos lo proponemos. La decisión está en manos de todos y, especialmente, de muchos jóvenes castellonenses que se juegan más que nunca el 22 de mayo. O más de lo mismo o romper el guión y escribir uno nuevo. El viejo ya sabemos lo que ha dado de sí: cuerpo a tierra.

Advertisements

0 Responses to “Depende de los jóvenes”



  1. Feu un comentari

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s





%d bloggers like this: