Arxivar per Abril de 2011

Darle la vuelta entre todos

Dentro de un mes podemos darle la vuelta. La habremos dado si todos aquellos que albergan capacidad de indignación la muestran en las urnas. Una indignación positiva y fértil. Nada que ver con la negatividad ni el rencor. Nada que ver con la indignación que se pierde irremediablemente en el sumidero de la nada porque olvida juntarse con las indignaciones de los demás. Indignación con las injusticias y con las circunstancias que rodean la política provincial y autonómica. La indignación creativa es el motor de los cambios de época. La indignación como preámbulo de un tiempo nuevo.

Es la sociedad quien debe exclamar ¡basta ya! Basta de escándalos, incumplimientos y fracasos como provincia. Esta sociedad se merece mucho más porque puede mucho más. Cambio de guión y de valores. La fe en el trabajo, el esfuerzo, el talento, la cooperación, la igualdad de oportunidades, las miras de futuro, el imperio de la ley y el reconocimiento de los derechos deben sustituir la codicia, la especulación, las trampas, el colocódromo, el caciquismo y los becerros de oro.

Continua llegint ‘Darle la vuelta entre todos’

Anuncis

Depende de los jóvenes

Una sociedad que prescinde de sus jóvenes renuncia a su futuro. Tira la toalla. Ignorar al sector más dinámico y creativo constituye la peor inversión posible. Tenemos una de las generaciones más preparadas de la historia y lo lógico sería que esto significara un activo que redundara en beneficio de toda la sociedad. Pero lo cierto es que hemos diseñado un mundo que presenta aristas y dificultades para la inmensa mayoría de los jóvenes y sus anhelos de emancipación personal y desarrollo profesional.

La sociedad necesita una alianza entre generaciones para mantener niveles razonables de convivencia y prosperidad. No sobra nadie. Resulta imprescindible identificar las ventajas que le aportan al proyecto de sociedad cada uno de sus segmentos sociales. Pero en esta operación de suma no excluyente resulta bastante evidente que lo nuevo y lo joven no está de moda. En muchas ocasiones está bajo sospecha, en cuarentena. Esta es la tendencia que tenemos que invertir. Lo haremos reinventando muchas de las bases que hoy sustentan nuestro modelo político, económico y social.

Continua llegint ‘Depende de los jóvenes’

Susana Ros, alcaldesa

En esta legislatura ha jugado un papel fundamental. Lo ha hecho en todos y cada uno de los momentos en los que gobiernos progresistas han impulsado Benicàssim hacia adelante. Avanzar en proyectos, en obras públicas, en dotaciones educativas, culturales, sanitarias, sociales. Avanzar en inversiones que transforman, modernizan y embellecen Benicàssim. El viernes presentó su candidatura a la alcaldía de su ciudad. Lo hizo arropada por los suyos. Y los suyos fueron su familia, sus compañeros y, lo más gratificante, los colectivos y ciudadanos de la localidad.

Continua llegint ‘Susana Ros, alcaldesa’

Defender la alegría

“Defenderla de las anestesias…de los miserables”. Es una estrofa para la esperanza. Un himno contra la resignación. La alegría de otro camino para la política. Claro que sí. Defender la alegría ante los cenizos que la degradan cada día. Inspirada en Benedetti, simbolizó y simboliza la propuesta de los socialistas. Y aquí y ahora, en esta provincia y en esta comunidad sometida a dosis de anestesia sin precedentes, conviene defender la alegría. Más que nunca. Con más entusiasmo que nunca. Rescatarla de los Nodos, del blanco y negro, de la caspa, de Canal 9, del fabrismo, de los bigotes y los gürtels.

El optimismo, la alegría de un camino diferente para los castellonenses. Un camino distinto tras 16 años sin norte. Nunca mejor dicho, una Comunitat Valenciana sin norte, sin Castellón.

Un nuevo camino y unas nuevas reglas del juego entre valencianos. Tendremos que pasar de ser consentidores y cómplices de tanta marginación a la defensa de la provincia como un espacio económico y social de primer nivel. No somos valencianos de tercera. Valemos como personas y como territorio lo mismo que los demás. Continua llegint ‘Defender la alegría’