Motivos para el cambio

He escuchado los cinco motivos por los que se desaconseja que Camps vuelva a ser candidato a la presidencia de la Generalitat. Sí, los cinco motivos fundamentados que el conocido director del periódico nacional más distante al Partido Socialista ha esgrimido para afear esta polémica reelección. Los explicaba en 2 minutos. Demoledor. Argumentos del tenor de la incompatibilidad con el propio código ético del Partido Popular, la escasa ejemplaridad de las relaciones con individuos como el Bigotes (instalado en el corazón y en la despensa del PP de la Comunitat Valenciana), el espectáculo de un juicio por soborno que no deja de ser el “aperitivo” de los venideros episodios que se adivinan por financiación irregular del PP y tráfico de influencias, la doblez de Rajoy y su falta de personalidad en todo este culebrón y, finalmente, el “fatalismo” que se instala en la sociedad cuando se constata que lo que prima es mantenerse en la poltrona y cerrar filas con uno de los “nuestros”, aunque se funda la moral pública. Interesante retrato del PP. Y no es el nuestro.

Sin duda podríamos añadir algunos argumentos más ligados a la gestión de los asuntos públicos. Sobre todo, a los despreciados valencianos del norte. Los valencianos de Castellón. Incumplimientos, olvidos y marginación de nuestra provincia durante 4 legislaturas. Teniendo competencias plenas en empleo, encabezamos como provincia las peores cifras de España. Líderes en fracaso escolar con 5.000 alumnos castellonenses que permanecen a día de hoy en barracones. Lamentable media de médicos, enfermeros y camas hospitalarias por mil habitantes, así como un número indeterminado de dependientes sin valorar ni percibir prestación alguna en esta provincia, los centros de día cerrados por falta de recursos, etc…Una Generalitat arruinada que solo paga puntualmente a los magnates de la Fórmula 1 y ha desestabilizado las finanzas de casi todos los ayuntamientos que se han visto de alguna manera engañados por las promesas o contratos firmados con un Consell insolvente.

No es mejor la cúpula dirigente del PP en la provincia de Castellón. 16 años contándonos el cuento de que influían en Valencia y que se desvivían por esta tierra. La única política de empleo que se conoce del fabrismo es su colocódromo particular con el dinero de todos. Últimamente parece que gustan de presumir sobre su apabullante victoria electoral el 22 de mayo. Olvidan que, para lograrlo, a pesar de sus malas artes aplicadas sobre los censos electorales, clientelismos, confusión de lo público con lo partidista, etc… tendrán que dar la cara y explicar fundamentalmente dos cosas.

Dos cosas que esta sociedad tiene derecho a saber y que la conciencia colectiva no puede dejar pasar de largo. Esta arrogancia sobre su victoria segura no deja de ser un desprecio más hacia los miles de castellonenses que siguen pensando que es preferible luchar por los derechos que tenemos como ciudadanos que hacerle la pelota al cacique de turno para prosperar. Esto es lo que estará en juego el 22-M. O la reválida del caciquismo como práctica del poder o la igualdad de oportunidades como criterio para el gobierno de todos.

En primer lugar, ¿por qué, tras 16 años de PP en la provincia, estamos como estamos en todos los indicadores que tienen que ver con la calidad de los servicios públicos y con el reconocimiento de derechos sociales, inversiones prometidas y nunca ejecutadas, etc? ¿Qué han hecho para evitarlo? Y, en segundo lugar: ¿Por qué tendríamos que creerles ahora? Si en los mejores años del ciclo económico no hicieron nada especial por Castellón, ¿por qué iban a hacerlo ahora que no tienen ni un clavo ni ideas nuevas ni pulso para señalar un futuro distinto?

Esta sociedad puede escoger otro camino. Más de lo mismo o que una nueva generación de responsables restituyan las reglas del juego, regeneren las instituciones y se comprometan a sustituir la codicia por el valor de las personas. El cambio es un cambio de guión, de prioridades y también de motivos. Los suyos, los conocemos todos y no parece que constituyan motivo de gloria.

Anuncis

1 Response to “Motivos para el cambio”


  1. 1 Javier 7 Març, 2011 a les 10:22 pm

    Quanta raó hi ha en estes linees. Intemtem canviar-ho encara que no es deixen…


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s





%d bloggers like this: