Arxivar per Març de 2011

Benicàssim: tiempo de nueces

Sin hacer mucho ruido. Sin cargar las tintas en demasía. Tranquilizando la vida política local. Benicàssim va a culminar una de las legislaturas más fecundas de su historia. En términos de obras públicas ha sido uno de los mejores balances que nunca se habrán hecho. A pesar de la crisis, el desplome de ingresos, la situación económica y de esa estafa sin precedentes que ha sido el contrato que heredamos de Villa Elisa (la Generalitat le ha burlado un millón y medio de euros al pueblo de Benicàssim ante la mirada consentidora del PP local).

¿Por qué digo que sin hacer mucho ruido? Porque se trataba de hacer y ganarle tiempo al tiempo acumulando gestión. Sólo gestión orientada a cumplir con el sagrado objetivo de mejorar Benicàssim. Propósito al que me he entregado toda mi vida. Benicàssim necesita determinación, criterio, carta de navegación clara y rumbo fijo. Saber qué modelo de ciudad buscamos. Hemos gobernado con firmeza y sin que las decisiones duras nos hayan perturbado nunca. Sólo así se vencen las reacciones que entraña todo progreso. Continua llegint ‘Benicàssim: tiempo de nueces’

Motivos para el cambio

He escuchado los cinco motivos por los que se desaconseja que Camps vuelva a ser candidato a la presidencia de la Generalitat. Sí, los cinco motivos fundamentados que el conocido director del periódico nacional más distante al Partido Socialista ha esgrimido para afear esta polémica reelección. Los explicaba en 2 minutos. Demoledor. Argumentos del tenor de la incompatibilidad con el propio código ético del Partido Popular, la escasa ejemplaridad de las relaciones con individuos como el Bigotes (instalado en el corazón y en la despensa del PP de la Comunitat Valenciana), el espectáculo de un juicio por soborno que no deja de ser el “aperitivo” de los venideros episodios que se adivinan por financiación irregular del PP y tráfico de influencias, la doblez de Rajoy y su falta de personalidad en todo este culebrón y, finalmente, el “fatalismo” que se instala en la sociedad cuando se constata que lo que prima es mantenerse en la poltrona y cerrar filas con uno de los “nuestros”, aunque se funda la moral pública. Interesante retrato del PP. Y no es el nuestro.

Sin duda podríamos añadir algunos argumentos más ligados a la gestión de los asuntos públicos. Sobre todo, a los despreciados valencianos del norte. Los valencianos de Castellón. Incumplimientos, olvidos y marginación de nuestra provincia durante 4 legislaturas. Teniendo competencias plenas en empleo, encabezamos como provincia las peores cifras de España. Líderes en fracaso escolar con 5.000 alumnos castellonenses que permanecen a día de hoy en barracones. Lamentable media de médicos, enfermeros y camas hospitalarias por mil habitantes, así como un número indeterminado de dependientes sin valorar ni percibir prestación alguna en esta provincia, los centros de día cerrados por falta de recursos, etc…Una Generalitat arruinada que solo paga puntualmente a los magnates de la Fórmula 1 y ha desestabilizado las finanzas de casi todos los ayuntamientos que se han visto de alguna manera engañados por las promesas o contratos firmados con un Consell insolvente. Continua llegint ‘Motivos para el cambio’